El Cuidado de la Transmisión Automática

Para una explicación detallada del funcionamiento de las transmisiones automáticas y su mantenimiento, vea nuestro boletín informativo #50
Para los detalles de la transmisión CVT, vea nuestro boletín #73
Para determinar si su transmisión es automática tradicional o CVT, clic aquí.

El término "Secuencial"
Primero hay que reconocer que el termino "secuencial" no defina cual transmisión tiene. Identifica que tipo de control electrónico tiene para controlar las fuerzas hidráulicas que actúan los discos en la transmisión automática o los puntos fijos de cambio en una transmisión CVT.

Transmisión Electromecánica
Otro confusión viene de las cajas que no tienen embrague, pero si, tienen sus 4 a 6 velocidades para hacer cambios. Estas transmisiones son mecánicas, pero al mover la palanca en el piso o el volante, un sensor activa el embrague. Al colocarlo en su nueva posición, el embrague vuelve a cerrar, haciendo contacto para transmitir la fuerza. Estas transmisiones normalmente utilizan los mismos aceites que transmisiones manuales.

La Función del Aceite en la Transmisión Automática
Los requerimientos para un ATF
Proveer una correcta fricción para los materiales específicos en cada transmisión
Tener compatiblilidad y no ser corrosivo con las piezas y los materiales
Transferir fuerza
Mantener su estabilidad térmica
Circular rápidamente en el frío
Poseer alta bombeabilidad en el frío
Lubricar todos los componentes
Tener buena detergencia para mantener las piezas libre de barniz y lodo
Actuar como líquido hidráulico
Minimizar espuma y desgaste
Disipar el calor generado
Poseer estabilidad contra oxidación.
Desplazarse en de los discos en el momento correcto
Correcto coeficiente de fricción para responder a materiales específicos


El aceite para una transmisión automática debe que ser muy resistente a la oxidación, a los cambios de viscosidad por las temperaturas y el uso, y debe poseer características de fricción correctas para cada tipo de caja. Ademas, tiene que mantener todas las superficies, los contactos y las válvulas limpios y libre de barniz.
Stacks Image 881
A seguir explicamos algunas diferencias entre las especificaciones de fluidos ATF. La industria de lubricares y aditivos ha logrado a consolidar algunos de estas necesidades en unos cuantos productos por tecnología seguido por pruebas de laboratorio y campo. La fabricación de aceites sintéticos de características especiales de fricción y comportamiento en frío y calor, combinado con modificadores de viscosidad y punto de fluidez, más modificadores de fricción especial para diferentes materiales facilitan este comportamiento.

Los lubricantes para transmisiones automáticas tienen modificadores de fricción para sus embragues y bandas, pero son diferentes que los de motos (con sus embragues húmedos), equipo pesado (embragues y frenos húmedos) y tractores agrícolas (embragues y/o frenos húmedos). Cada aplicación tiene sus aceites correctos de acuerdo a los materiales, el torque, el tamaño y el diseño de la superficie..
Aquí explicamos las diferencias entre fluidos:

ATF TYPE A:

El aceite ATF tipo “A” fue recomendado entre 1949 y 1969. Tiene las características de fricción correctas para los diseños de las cajas de esa época. No tiene ninguna norma de compatibilidad con los sellos y retenes, con frecuencia los “seca”, causando fugas y posteriores reparaciones. El Tipo “A” normalmente tiene un índice de viscosidad muy bajo (entre 50 y 60) y tiende a oxidarse rápidamente. Los fabricantes actuales de transmisiones no lo recomiendan. Ya no existe una norma para su calidad. Son fabricados por su bajo costo y para usuarios que no tienen una información técnica adecuada.

Clic aquí para ver la variación de viscosidad del aceite Tipo A.

ATF TYPE F:

El aceite ATF tipo “F” es especial para ciertas cajas automáticas de Ford® y Jaguar® hasta el año 1987 y ciertos sistemas de equipo pesado con transmisiones hidrostáticas de Borg-Warner. Sus características de fricción son muy fuertes para la mayoría de las otras cajas. Si se usa en una caja que requiere Dexron® o Mercon® ocasionará mucho desgaste y cambios bruscos. Existen mecánicos que los colocan para dar la impresión de mayor potencia, pero ocasiona una mayor fricción y su pronta destrucción.

Dexron®:

La mayoría de cajas automáticas y bombas de dirección hidráulica requieren de un aceite con normas que eran del Dexron® III o Mercon®. El Dexron® III no es lo mismo que el Dexron® II pero lo reemplaza con mayor protección. Dexron® III es mucho más resistente a la formación de ácidos y barniz. La misma especificación para Dexron® III ha desarrollado 7 generaciones adicionales. El actual Dexron® III recomendado para todos los vehículos donde se especifique un fluido Dexron® cumple con los requisitos de Dexron® III-H. Dexron® fue desarrollado por General Motors para sus transmisiones y adoptado por muchos otros fabricantes para sus transmisiones. AMERICAN AUTOMATIC TRANSMISION FLUID Dexron® III / Mercon® cumple con todos los requisitos y pruebas de Dexron® III-H. Notamos que técnicamente General Motors ya no certifica aceites Dexron III, pero continuamos con el mismo producto que antes tenía la licencia.

Dexron® VI:

En el año 2005 General Motors desarrolló una nueva especificación para los aceites ATF en conjunto con sus nuevas transmisiones de vehículos del año 2006 en adelante, vendidos en los EE.UU. Este aceite puede ser utilizado en las transmisiones que requieren Dexron® III, pero hasta el momento no se ha demostrado mejoras en las transmisiones antiguas con el aceite Dexron® VI. Este aceite es de menos viscosidad que el Dexron III que reemplaza. Un Dexron VI sintético empieza con menos viscosidad que un Dexron III mineral, pero resiste cizallamiento, para mantener la viscosidad necesaria. American 100% Synthetic Low Viscosity ATF cumple con las normas y pruebas de General Motors para Dexron VI.

Mercon®:

Mercon® fue desarrollado por Ford Motor Company en conjunto con una mejora en las transmisiones del año 1987. Mientras su rango de especificaciones varía de las de Dexron®, los fabricantes de lubricantes encontraron una formulación que podía cumplir con los requisitos de ambos. Las transmisiones manuales que piden Mercon III deberían utilizar el fluido Dexron/Mercon o el fluido Sintético Mercon V. Hoy en día la mayoría de los aceites ATF vendidos cumplen con las especificaciones Dexron® III y Mercon® (cuando solo se dice Mercon®, normalmente quiere decirse Mercon® IV). AMERICAN AUTOMATIC TRANSMISION FLUID Dexron® III / Mercon® cumple con todos los requisitos y pruebas de Dexron® III y Mercon® IV.

Mercon® V ("Mercon 5"):

Diez años después de lanzar Mercon®, Ford hizo cambios en sus transmisiones y fluidos. A partir de los años 1997 y 1998, por la necesidad de mejor bombeabilidad en el frío y mayor resistencia a la oxidación, desarrollaron aceites con la especificación Mercon® V. AMERICAN 100% SYNTHETIC UNIVERSAL AUTOMATIC TRANSMISSION FLUID cumple con las especificaciones y pruebas exigentes de Mercon® V.

Mercon® LV (Low Viscosity):

El constante desarrollo de autos que consumen menos combustible sin afectar la potencia llevó varios fabricantes a desarrollar transmisiones con discos y piezas más pequeñas y hizo necesario el desarrollo de aceites compatibles con esos discos y su coeficiente de fricción dinámica. Para Ford, este aceite es llamado Mercon® LV. Esto quiere decir "Low Viscosity" (Baja Viscosidad). American 100% Synthetic Low Viscosity ATF cumple con las normas y pruebas de Ford para Mercon LV y Mercon SP.

ATF+3, ATF+4 (MS 7176 y MS 9602):

Las cajas automáticas de Chrysler® (Jeep® Cherokee etc.) requieren ATF+3 o ATF+4. Aceites con un coeficiente de fricción dinámico mucho más suaves para los embragues y las bandas. Si usamos Dexron®, Dexron® II o Dexron® III en esas cajas, tendremos un desgaste prematuro y cambios más bruscos. La mayoría de los vehículos de Chrysler requieren estos fluidos. AMERICAN 100% SYNTHETIC UNIVERSAL AUTOMATIC TRANSMISSION FLUID cumple con las especificaciones y pruebas de ATF+3 y ATF+4.

SP-II, SP-III, SP-IV:

Las cajas automáticas de Mitsubishi requieren un aceite con características de fricción especial. El uso de ATF tipo A o Tipo F hará mucho daño a sus bandas y embragues, y provocará cambios muy bruscos. El uso de Dexron® y Mercon® causará cambios bruscos y acortará la vida útil de la transmisión. Por la cooperación de Mitsubishi y Hyundai en el desarrollo y producción de vehículos y la compra de Kia por Hyundai, las transmisiones automáticas de Hyundai y Kia también utilizan este fluido. AMERICAN UNIVERSAL AUTOMATIC TRANSMISSION FLUID cumple con las especificaciones y pruebas de SP-II y SP-III. y SP-IV. American 100% Synthetic Low Viscosity ATF cumple con las normas y pruebas de SP-IV.

Toyota WS (World Spec)

Las transmisiones automáticas de ultima generación de Toyota requieren un aceite ATF de baja viscosidad y un coeficiente de fricción especial. American 100% Synthetic Low Viscosity ATF cumple con las normas y pruebas de Toyota WS.

Aceites ATF Universal o Multi-Vehicular:

Por las diferencias de coeficiente de fricción y bombeabilidad, la industria de aceites fabrica aceites para cada tipo de transmisión y lo venden en las agencias y talleres de las diferentes marcas de autos con las marcas de esas fábricas.

Por las confusiones de los consumidores y los daños hechos a transmisiones por el uso de productos incorrectos, la industria de lubricantes trabajó en el desarrollo de aceites que podían cumplir con los requisitos de casi todas las marcas. Estos aceites ahora están en el mercado con nombres como ATF Universal o ATF Multi-vehicular. Existen una variedad de formulaciones, entre sintéticos y semi-sintéticos, y una variedad de especificaciones. Hay que leer las etiquetas. Algunos de estos aceites "universales" solo cumplen con Dexron y Mercon, no cumplen con Mercon V, ATF+4, SP-III, etc. Estos aceites no pueden ser utilizados en transmisiones CVT.

AMERICAN 100% SYNTHETIC UNIVERSAL AUTOMATIC TRANSMISSION FLUID no solo cumple con las especificaciones múltiples de Mercon® V, Dexron® III-H, ATF+4, SP-III y otras, sino que su formulación sintética provee la mejor protección posible a estos mecanismos por más tiempo.

Aceites para Transmisiones de Variación Continua (CVT):

Estas transmisiones requieren aceites especiales con alta fricción y enfriamiento. No se debe utilizar aceites ATF en transmisiones CVT. American Supreme CVT Fluid cumple con los requisitos de todas las transmisiones CVT de correas/bandas metálicas. Clic aquí para detalles de la transmisión CVT.

Hay que tener cuidado al cambiar el fluido ATF. Hay marcas comercializando aceite “ATF Universal” que no cumple con ninguna especificación técnica. Hay que leer la etiqueta con mucho cuidado.

Todos los aceites para transmisiones automáticas no son iguales. Cada tipo de aceite está diseñado para la fricción y torque correcta que requiere cada mecanismo de transmisión en particular. Si la etiqueta del aceite indica que puede ser usado en lugar de Dexron, Mercon, Tipo F y CVT, no compre. Están muy equivocados. No puede cumplir con esas cuatro especificaciones muy diferentes al mismo tiempo.

Si no está seguro si su transmisión es tradicional o CVT, clic aquí.

Si sigue con dudas por los mitos que escucha, visite es sector de preguntas frecuentes

ATF Tipo “F”- La aplicación de ATF Tipo F en una caja diseñada para Dexron® III o ATF+3 provocará un golpe fuerte al cambiar de disco, con alto desgaste y acortando la vida útil de la transmisión.



Hay muy pocas transmisiones donde todavía se requiere un ATF Tipo F.



Hay algunas bombas de dirección hidráulica especifican Tipo F, pero se puede utilizar Mercon por lo que no tiene embragues y bandas que requieren esta coeficiente de fricción.
Stacks Image 882

ATF+3 y ATF+4 (MS 7176 y MS 9602):

Las cajas automáticas de Chrysler (Jeep) requieren un aceite que permita un enganche suave. Caso contrario se acorta la vida de los discos.

En este gráfico podemos ver ATF+3 (Chrysler), Dexron® III, y Dexron® III con aditivos para tratar de igualar el comportamiento de ATF+3

El Dexron® III agarra fuerte al principio antes de bajar al torque requerido, mientras el ATF+3 entra suavemente, y el Dexron® III con aditivos adicionales que supuestamente iguala al ATF+3 actúa totalmente diferente, nunca llega a la fuerza requerida.
Stacks Image 883
Stacks Image 884
Cada marca de transmisión fabrica sus embragues y bandas con materiales y superficies diferentes. El fluido ATF tiene que tener las características correctas de fricción modificada para permitir que las superficies de las bandas y embragues se enganchen suavemente sin causar un desgaste prematuro.

Normalmente se usa papel en algún disco de la transmisión automática. Si entra agua a la transmisión, hay que repararla.
Stacks Image 885
Stacks Image 886
El aceite en la transmisión automática sufre por el calor, la alta velocidad de circulación y la fuerza que la transmisión exige. Los fabricantes trabajan constantemente para mejorar la resistencia a la oxidación para extender el intervalo entre cambios y extender la vida útil de la transmisión.

Cada generación de aceite Dexron® tiene mayor resistencia a la oxidación y formación de ácidos que su antecesora. Esta es una de las razones que no se recomienda el uso de Dexron II.

En ésta gráfica podemos ver las diferentes resistencias a la oxidación de varias generaciones Dexron®, la prueba está expresada en horas por cada producto antes de llegar al punto de máxima oxidación permitida.

Saltamos las primeras generaciones de Dexron II (A, B, C) y seis de las primeras siete generaciones de Dexron III.

Dexron II D 160 horas
Dexron II E 200 horas
Dexron III 260 horas
Dexron III H 460 horas


¿Cuántos kilómetros quiere que su aceite ATF resiste la oxidación y formación de lacas y barniz?

La evolución de los aceites para transmisiones automáticas ha sido constante desde su inicio en el año 1949.
Stacks Image 887
Los fabricantes trabajan constantemente para facilitar el mantenimiento por el usuario, mejorando la vida útil de las transmisiones, economizando combustible, suavizando los cambios y extendiendo los periodos de cambios de aceite.

También se analiza los problemas que aparecen con los años de uso y trabajan para reducirle al usuario éstos problemas en el futuro. Para ello se requieren constantes mejoras en los aceites aplicados.

Estas tablas muestran el desarrollo alcanzado por los tres fabricantes principales de transmisiones automáticas.
Stacks Image 888
Existe mucha confusión sobre la manera de medir el aceite de la transmisión automática. Las marcas normalmente no son como las del motor, y mientras se mide el motor cerca de 10 minutos después de apagarlo, el aceite de la transmisión automática debería ser medido en caliente, con el motor funcionando. En esta gráfica podemos ver como varia el nivel de aceite a diferentes temperaturas. La temperatura normal fluctúa entra 70°C y 75°C.

La variacion del nievel de aceite ATF con la temperatura

Existe mucha diferencia de fluidez entre los diferentes aceites ATF a temperaturas bajas. Todos estos fluidos tienen viscosidades similares a temperaturas del ambiente, pero algunos se espesan mucho cuando bajan las temperaturas. Un aceite que cumple con la especificación Toyota WS es mucho más fluido en el frío que los otros aceites.

El límite máxima de viscosidad para fluido ATF