¿Transmisión Automatica normal o CVT?

Hay mucha diferencia entre los aceites utilizados para transmisiones automáticas normales y los para transmisiones CVT. Si se coloca un aceite ATF a una transmisión CVT, se arruinará. Aquí explicamos las diferencias y mostraremos al final en forma gráfica como identificar cual transmisión tiene.

Primero hay que reconocer que el termino "secuencial" no defina cual transmisión tiene. Identifica que tipo de control electrónico tiene para controlar las fuerzas hidráulicas que actúan los discos en la transmisión automática o los puntos fijos de cambio en una transmisión CVT.

La diferencia entre una transmisión CVT y una transmisión automática normal.

(para mayores detalles, vea el boletín 73 completo)


La transmisión automática tradicional tiene entre 2 y 6 velocidades fijas determinadas por sus engranajes planetarios, enganchando y desenganchando juegos de estos con embragues sumergidos en aceite especial que los lubrica y frena. Esto permite al conductor colocar la palanca en “D” durante el 99% del manejo, olvidándose de preocuparse de cuidar las revoluciones del motor o el consumo de combustible. Todo es automático. Aunque tratan de minimizar el sentido de cambios para suavizar el manejo, la mayoría de la gente puede sentir los cambios. Estos cambios de torque/velocidad son calculados para puntos eficientes que reducen el consumo de combustible y proveen potencia de acuerdo a la fuerza aplicada al acelerador. Al apretar un poco más, se baja de 5to a 4ta (o 4ta a 3ta) para acelerar más fuerte. La operación y los cuidados necesarios están detallados en nuestro boletín #50.

Existen varios tipos de
Transmisión Variación Continua (CVT) y los ingenieros continúan desarrollando o afinando los diseños cada año para mejorar su habilidad de transmitir alto torque, reducir el consumo de combustible y extender su vida útil.

La
Transmisión de Variación Continua (CVT) no contiene engranajes. Contiene un sistema de correas o discos para pasar torque y velocidad a las ruedas de acuerdo a la necesidad del momento, controlado por una computadora y sensores electrónicos.

Las ventajas de la CVT para los pasajeros es que no tiene movimientos bruscos. Por no tener engranajes y embragues, la aceleración es constante y directa. La ventaja para el dueño es que la velocidad del motor está controlada a su punto de eficiencia máxima para la aceleración que demanda al conductor. Esto minimiza el consumo de combustible y mejora la emisión de gases de escape.

Las desventajas de la CVT vienen del material de la correa que puede limitar la capacidad de torque sin estirarse o patinar, la calidad del lubricante requerido para la fricción y el desgaste de la correa o sus poleas cuando no son bien lubricadas. Además, ciertos diseños solo transmiten torque en una dirección, evitando el frenado por el motor o la generación de electricidad (aplicaciones en autos eléctricos o híbridos).

Por la eficiencia y suavidad de la CVT, mucha gente cree que es más lenta que una transmisión manual o automática tradicional, cuando en realidad, la computadora transmita la fuerza con tanta eficiencia que la aceleración es más rápida. Para eliminar esta percepción de pobre aceleración, muchos fabricantes han adicionado controles que permitan al conductor ha hacer sus cambios manuales con palancas (tipo “secuencial”) y una programación de la computadora para emular cambios manuales.

Los dos tipos más comunes son VDP (correas y poleas - considerado "
CVT normal") y CVT-t (toroidal). La transmisión Toroidal requiere un aceite de tracción, diferente al de la CVT normal.

En este dibujo puede notar como el
auto rojo con CVT acelera suavemente, mientras también suben las revoluciones del motor suavemente. Al subir la montaña, la también sube suavemente sin variaciones bruscas.

El
auto azul tiene una transmisión automática tradicional, con sus embragues y bandas. Se ve que al acelerar la velocidad de motor sube y baja mientras la transmisión hace sus cambios automáticamente. Hay momentos entre cambios que el auto pierde un poco su aceleración. Cuando llega a la subida, la transmisión hace cambios y las revoluciones del motor suben y bajan para tratar de mantener la velocidad.