¿Descartable o Eterno? ¿Vale la pena mantenerlo?
Por Richard Widman

Frecuentemente escuchamos que algo es “lubricado de por vida”, “no requiere ajustes o mantenimiento”, o compramos productos que no especifican mantenimiento. Los manuales, en su mayoría, dedican 3 páginas de precauciones, otras 2 para indicar el modo de uso, y nada más. Usamos unos años y lo descartamos, comprando otro, criticando la marca o el país de origen. En este boletín examinaremos algunos de estos ítems y cómo convertirlos de descartables a activos eternos.

Este es el Boletín #144 de nuestro programa de Boletines Informativos mensuales. Todos los boletines están disponibles en formato Acrobat pdf en http://www.widman.biz

Descargar iBooksDescargar KindleDescargar pdf

El problema
La mayoría de la gente está acostumbrada a comprar insumos, equipos, o muebles como productos que se compra, se usa hasta romperse, y se bota. El mundo se llena de basura y se drenan nuestros bolsillos de dinero con los reemplazos.

No debemos confundir con las cosas que cambiamos porque la tecnología avanzó y requerimos del nuevo producto. Si el anterior sigue en buen estado, tiene un mercado. Efectivamente he cambiado computadoras portátiles por lo menos una docena de veces desde la primera que compré en el año 1989, pero siempre dejando el anterior a alguien que no era tan exigente. Por ejemplo en mi caso la productividad que gano con un iPhone o un MacBook sobre pasa el costo del cambio, pero el antiguo sirve para otra persona.

El defecto de los manuales
La mayoría de los electrodomésticos que compramos vienen con un folleto o una hoja que indica las operaciones básicas. Algunos nos avisan que no debemos usarlos en la ducha o la lluvia. Quieren cuidar sus espaldas en caso de accidente o estupidez. Pero no recomiendan nada de mantenimiento. Parece que quieren que se acaben solo por fines comerciales.

La Física
Si nos paramos un rato para pensar en la operación de estos productos, normalmente tienen algo en movimiento o que tiene que mantenerse fresco, etc. Donde hay movimiento, hay fricción, donde hay fricción, debe haber lubricante. El lubricante se acaba, se seca, se contamina o se degrada con el tiempo, el calor, el polvo, etc.

Las computadoras y lo demás del equipo electrónico requiere una buena circulación de aire para enfriar los componentes. El polvo, el cabello nuestro y el pelo de nuestras mascotas entra a taponar el ventilador o las aletas, pegándose a las placas de enfriamiento o los mismos componentes electrónicos.

Pero no nos limitamos a los equipos. Consideremos también nuestra casa u oficina, donde un pintor pasa una mano o dos de pintura barata diluida en agua. Tal vez termina con el color correcto, pero la pintura ya no tiene la resistencia plástica que hubiera tenido si fuera aplicada en forma correcta. No será lavable, será un hábitat para el moho y otras cosas que pueden penetrar y crecer. No resistirá la lluvia, dejando pasar agua al interior de la casa. Este es el mantenimiento más caro, ya que tendrá que ser repetido con frecuencia incrementando y multiplicando el costo por muchas veces.

El concepto
Debemos considerar que el concepto de mantenimiento proactivo y preventivo aplica a casi cien por ciento de lo que tocamos. Si genera calor o frío, si tiene piezas en movimiento, si está expuesto a los elementos, los químicos o los aceites de nuestros dedos, requiere algo de mantenimiento.

La lubricación
El primer ejemplo que usaremos es un secador de cabello de mi esposa. Lo compró cuarenta y cuatro años atrás en los EEUU. Es industria China. El secador de cabello normalmente es considerado algo que se compra y reemplaza cada cuantos años. Cuando menciono que se compró en los EEUU, la gente piensa que es por eso que sigue funcionando – hasta considerar que es industria China, donde se confunden por el paradigma que tenemos de pensar que si es de esa industria no debería tener tanta duración. Pero el secreto es muy simple. Cada 3 o 4 años saco los tres tornillos que juntan los dos lados, saco los cabellos y el polvo, pongo un poco de grasa a los dos cojinetes del motor, y lo armo. Toma unos 15 a 20 minutos.

El segundo ejemplo puede ser una máquina de afeitar que compré veinte años atrás. También es de industria China, y en la época, solo costó $US 10. El reemplazo hoy sería unos $US 40. Pero no necesita ser reemplazado. Cada 3 o 4 años saco el cabezal, lo desarmo, lo limpio, coloco grasa nueva y lo armo. De lo que me acuerdo de la hoja que vino con el aparato, no había ninguna recomendación de mantenimiento, aún así, el tema es que no tiene que ver muchas veces (la mayoría) con la industria o el país o la marca fabricada sino cómo nosotros mantenemos con operaciones muy simples para que dure mucho tiempo si nuestra compra ha sido por verdadera necesidad.

El tercer ejemplo es un lustrador de pisos que compró mi esposa unos años atrás. Creo que es industria Argentina, y cuando dejó de funcionar, ella lo mandó al “técnico”. La respuesta del “técnico” era que necesitaba rebobinar, tornear nuevos bujes, etc. Que no valía la pena reparar. Cuando me enterré, lo desarmé. Encontré que la grasa se había solidificado y causaba mucha resistencia, calentando y apagando el motor. Una limpieza y engrase dejó la máquina como nueva.

La Pintura
La pintura puede servir dos propósitos. Puede dar color a algo, o puede proteger algo. Normalmente queremos hacer ambos al mismo tiempo. Si hablamos de autos, algunos talleres agarran trabajos por precios más bajos simplemente por usar dos litros de pintura en un auto que requiere cuatro para su color profundo o para durar.

Y una vez pintado el auto, debemos proteger esa pintura con una cera o polímero, evitando que el polvo lo pique, los depósitos de ácido del ambiente o los pájaros lo dañe, etc. Si queremos mantener ese brillo que nos da orgullo, o mantiene su valor, no debemos usar cualquier detergente para lavarlo porque saca la cera o daña la pintura, ni debemos pasar un trapo seco o húmedo para sacar el polvo, ya que ese trapo sirve de lija para la pintura. Debería ser lavado con bastante champú neutral para levantar la tierra. El lavado del auto es mantenimiento. Si lo dejamos sucio, la pintura queda más húmeda, manchándose y reteniendo el calor, quemándose.

Si hablamos de casas y paredes, una buena pintura dura para muchos años. Los constructores usan el mínimo de pintura posible y los pintores normalmente la diluyen con agua hasta el punto que no tiene la fuerza para resistir el agarre de hongos ni la suciedad de las manos de la gente que toca. Si compramos una buena pintura y pintamos sin diluirla, podemos lavarlo y durará 10 a 15 años sin problemas. De hecho, cuando vendí una casa en el año 1984, el inspector contratado por el comprador reportó que aparentemente la casa estaba recién pintada. Yo la había pintado en el año 1975. Una buena mano de pintura resiste manchas y permite el lavado. El mantenimiento es simplemente lavar las manchas antes de que ataquen la superficie. El único mantenimiento que se puede hacer a pintura diluida es repintar después de eliminar el moho y la grasa que acumula y penetra.

El auto
Tocamos las cosas básicas que se debería hacer al auto en el boletín 72. En síntesis, hay que usar el sentido común. Mantenerlo limpio, buscar la causa de sonidos cuando aparecen, cambiar aceite con uno certificado por ILSAC, etc.

Tenemos un furgón de entregas donde el chofer notó un pequeño movimiento del asiento. Se fijó y encontró una fisura en la base del asiento. Antes de que se extienda, se fue al chapista para soldar y reforzarlo. En media hora y un gasto pequeño solucionó el problema. Si hubiera esperado, seguramente se hubiera roto más y costado más para arreglar. Mientras la corrección de la primera falla es mantenimiento correctivo, la reparación rápida, antes de que rompa lo demás es mantenimiento proactivo.

Así hay cosas básicas: Si tienes que calentar el motor antes de partir en las mañanas, algo está mal. Haces sufrir al motor enfermo. Hay que llevarlo para escanear y sanar el problema. Si tienes que agarrar el volante para que no cambie de carril al andar o frenar, algo está mal. Pones en riesgo tu vida mientras gastas neumáticos rápidamente. Seguramente un alineado ayudará y evitará gastos tempranos en llantas, transmisión, etc. Si no responde como antes, vaciar un frasco de Combustion Power en el tanque de combustible para limpiar los inyectores, el carburador, las válvulas, etc.

La Computadora
Las computadoras sufren de dos lados. Por la parte física, se llenan de polvo, cabellos, pelusa de nuestras mascotas, etc. Esto evita la circulación de aire y el enfriamiento, causando fallas electrónicas por el calor. ¿Cuánto cuesta sacar el panel de acceso y aspirar o soplar el polvo? Tal vez 15 minutos. Pero la parte electrónica también necesita mantenimiento. Necesita las actualizaciones que nos proveen. Necesita que botemos la basura de vez en cuando. Algunos sistemas guardan automáticamente todas los imágenes de los correos, aunque sean con la dirección en la firma. El otro día eliminé más de 5000 de esas imágenes de una computadora. En algunos casos más de cien del mismo. Eventualmente el disco se llena de basura. Hay que dedicar un poco de tiempo para botar archivos temporarios o imágenes que no son importantes. También se debe hacer una desfragmentación (reorganización de data) en la mayoría de las computadoras con Windows.

Resumen
Por razones económicas y medioambientales debemos hacer mantenimiento a las cosas que compramos. Es mucho más barato engrasar una pieza que comprar otra, y normalmente toma menos tiempo que ir a la tienda a buscar el reemplazo.

Si miramos a nuestro alrededor, seguramente podemos ver cosas que necesitan mantenimiento. Puertas que rozan el piso, chapas que no cierran correctamente, tapiz deshilándose, etc. Son cosas que todos debemos poder corregir antes de que se empeoren.

Un ajuste de los tornillos, un poco de grasa, una buena pintura, un poco de cera, o lo que sea puede mejorar la vida útil y apariencia del ítem mientras mejora nuestra situación financiera.
Widman International SRL contribuye a la capacitación de los ingenieros y usuarios para mejorar su competitividad.  Para mayores informaciones prácticas, visite nuestra página Web:  www.widman.biz

La información de este boletín técnico es de única y completa propiedad de Widman International S.R.L. Su reproducción solo será permitida a través de una solicitud a
info@widman.biz no permitiendo que esta altere sus características ni su totalidad.
Basic Blue theme by ThemeFlood